Dropstone


Uno de los puntos de mayor interés geológico es el Dropstone.

Los dropstones son rocas que quedaron atrapadas en glaciares, y al separarse parte de éstos y vagar por el mar, acabaron cayendo en el lecho marino, a veces a grandes distancias de su punto de origen.

En Checa se encuentra un vestigio de glaciaciones ocurridas en el Silúrico Inferior (444-428 millones de años). Por aquel entonces pertenecíamos a Gondwana, un continente situado en el hemisferio sur. Lo que se puede observar en la zona es un dropstone en un afloramiento de pizarras. Un dropstone es una roca arrastrada por un glaciar que al llegar al mar y fundirse el hielo cae sobre sedimentos finos marinos.

Dropstone Checa

El Dropstone de Checa es una roca arenisca rojiza como algunas de las que forman las figuras más mágicas del entorno. Al arrastrarla en su interior un bloque de hielo, cayó sobre un fondo marino cuyas sedimentaciones dieron lugar con el paso de millones de años a las láminas de pizarra que lo envuelven.

 

Dropstone Checa

La visita es de libre acceso. Al salir de Checa en dirección a Orea, se llega a un aparcamiento, en el que hay un pequeño expositor con el que comprender mejor los tipos de roca que rodean al visitante y cómo se formaron. El recorrido sigue por una senda vallada. Bajando dos tramos de escaleras se accede a la estructura que protege el yacimiento.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies