Necrópolis Celtibérica


Necrópolis de Puente de la Sierra

El lugar donde se enterraron los celtíberos del castro de Castil de Griegos fue en la necrópolis de Puente de la Sierra, situada en el fondo del valle, a 500 metros al Sur del poblado. Se trata de un cementerio de incineración, que estuvo en uso desde el siglo VI al II a.C. Esta necrópolis ha sido ya excavada en área, documentándose un total de 264 tumbas. Las tumbas formaban alineaciones, y se componían básicamente de una urna cineraria, dentro de la cual se encontraban las cenizas y los objetos personales del difunto. Este ajuar está formado principalmente por objetos de adorno personal, (como fíbulas, broches de cinturón, collares de bronce y vidrio, pulseras, colgantes), y objetos relacionados con la actividad textil (fusayolas, cardadores de lana).

Simulación del interior de una tumba de incineración

Simulación del interior de una tumba de incineración

Reconstrucción idealizada de la necrópolis

Reconstrucción idealizada de la necrópolis

 

Sin embargo, estas gentes parecen quedar olvidados en el tiempo aproximadamente en algún momento a finales del siglo II a.C. El castro es seguramente destruido violentamente por un incendio, siendo más que probable la mano de Roma y sus legiones.

La Junta de Castilla la Mancha y especialmente el Ayuntamiento de Checa han impulsado desde 2005 los trabajos de investigación y recuperación del yacimiento arqueológico, dirigidos por los arqueólogos Juan Pablo Martínez y José Ignacio de la Torre. La crisis económica forzó a suspender los trabajos desde 2010, pero el Ayuntamiento y el equipo científico han retomado las labores en 2014, y poder poner en valor este tesoro que duerme junto a Checa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies