Llamador de ángeles

120.00 IVA incluido

5 disponibles

Descripción

Hace unos 2.700 años, los celtíberos que habitaban el yacimiento arqueológico de Checa forjaron a mano esta pequeña joya en plata, un colgante tipo cascabel único en su género, con el que alguien se hizo enterrar.
Los celtíberos se extendían desde este remoto y hermoso confín del Alto Tajo hasta la mítica Numancia, y fueron uno de los pueblos que mayor resistencia opuso a Roma en su conquista del Mediterráneo.

Gracias a la investigación que comenzó en 2006, este tesoro pudo recuperarse en la necrópolis al pie del castro en que vivieron, y ahora es una de las piezas estrella en exposición permanente del Museo de Guadalajara.
Milenios después la joya ha sido magistralmente vuelta a forjar a mano en plata y en edición limitada, con la intención de ayudar a financiar los trabajos de investigación del poblado y la necrópolis.

*IVA y gastos de envío incluidos*